La dieta mediterránea (Tips)

La dieta mediterránea (Tips)

 

 

LA DIETA MEDITERRÁNEA (TIPS)

Estudios revelaron que habitantes cercanos al sur en países como Francia, Italia, España, Portugal, Grecia y Malta vivían una vida más longeva y saludable, aquí te decimos su secreto.

En una era en la que el fitness y los productos light proliferan y aceleran su presencia entre distintos tipos de consumidores, las alternativas naturales para tener una vida saludable se han convertido no sólo en una necesidad sino en una opción que muchas personas están tomando como forma de vida, casi como una moral. El motivo es claro: un elevado sentimiento de pertenencia al cuerpo y a un modelo como estereotipo; todos delgados y todos sanos, todos jóvenes y vitales.

En medio de una constante invasión e invención de nuevos productos destinados a satisfacer casi paranoicamente el cuidado del cuerpo de la sociedad actual, la publicidad y los medios de comunicación se han convertido en los actores y también en parte del escenario para disputar los gustos de los consumidores quienes por otra parte se debaten en su mesa las preferencias culinarias en la medida que “sus dietas” les permitan o no comer determinado alimento.

En esta creciente ansiedad, la dieta mediterránea surgió como un intento por encontrar respuesta principalmente a un estudio realizado por el fisiólogo Ancel Kaeys en los años cincuenta cuyos resultados arrojaron que, principalmente en la isla de Creta había 9 por cada 10 mil personas que morían por problemas cardiovasculares a diferencia del resto de los habitantes del mediterráneo donde el promedio era de 184 por cada 10 mil.

Esto comparándolo con la mortandad existente en el resto del mundo resultaba alarmante –aproximadamente un total de 31% del total de muertes acontecidas en el planeta vienen de enfermedades asociadas a deficiencias cardiovasculares-, por eso la respuesta del también fisiólogo fue hacer hincapié en los alimentos que los habitantes de esta región consumían pensando en una cura para este terrible mal.

Las comidas que principalmente se consumían en países como Francia, Portugal, España, Malta o Grecia consisten en grandes cantidades de frutas y verduras frescas, trigo, legumbres, alimentos del mar y aceite de oliva; estos alimentos combinados son los responsables entre otros beneficios de disminuir la obesidad y enfermedades como la hipertensión, los infartos al miocardio y accidentes cerebrovasculares; previenen la diabetes tipo 2, mejora la agilidad y el dinamismo, reduce el Alzheimer, previene el Parkinson e incrementa la longevidad.

La dieta mediterránea se convirtió en un hito que los nutriólogos comenzaron a utilizar para darles equilibrio nutricional a sus pacientes pero, ¿en qué consiste?

Te damos aquí algunos tips para poder seguir los principales postulados de la dieta mediterránea:

 

  • Desayuna siempre frutas o cereales ya que son ricos en fibras que te ayudarán tener mejor digestión.
  • Trata de comer por lo menos una vez al día alguna fruta o verdura.
  • También aleja de ti la idea que para llenar tu hambre o comer nutritivamente debes necesariamente comer carne; cómela pero en pequeñas cantidades que no sea el centro de tu alimentación ni el motor de tus antojos.
  • Si eres carnívoro por lo menos consume un platillo vegetariano a la semana.
  • Consume grasas saludables como las que aporta el aceite de oliva, las nueces, las semillas de girasol o el mismo aguacate.
  • Disminuye tu consumo de productos lácteos.
  • En lugar de postre come fruta.

@betistofeles

http://www.fitnessrevolucionario.com/2014/01/23/la-falacia-de-la-dieta-mediterranea-y-la-importancia-del-individuo/

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.