Cuentas foráneas transparentes

Cuentas foráneas transparentes

2 de octubre de 2017 – A partir del sábado pasado, 30 de septiembre, 50 países del mundo, entre los cuales se encuentran Italia y México, han empezado a intercambiar automáticamente datos fiscales de sus residentes, un paso más hacia el fin del secreto bancario que mira a coadyuvar en la resolución de problemas relacionados con el fraude fiscal.

La lista incluye a casi todos los Estados miembros de la Unión Europea (Austria se sumará a ellos dentro de un año), una docena de territorios dependientes de Reino Unido y Dinamarca —incluyendo las islas británicas de Anguila, Bermudas y Caimán —, así como algunos miembros destacados del G20 como Sudáfrica, Argentina, Corea del Sur, India y México.

El intercambio automático es una medida auspiciada por la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), el organismo internacional que desde el 2006 dirige el mexicano José Ángel Gurría.

A partir del sábado, si un italiano, por ejemplo, abre una cuenta en México, el fisco del país de la bota no tendrá que pedir información a la Secretaría de Hacienda, ya que esta dependencia le comunicará automáticamente el saldo bancario, así como los intereses, dividendos y otros beneficios provenientes de las ventas de acciones y obligaciones.

Una segunda serie de países aplicará la misma medida a partir de septiembre de 2018, entre ellos varios Estados conocidos por su discreción, como Andorra, Mónaco, Singapur, Suiza, pero también se añadirán a la lista Brasil, China, Rusia, Japón.

Estados Unidos, uno de los grandes ausentes de este dispositivo mundial, ya cuenta con varias decenas de acuerdos bilaterales sobre el intercambio de datos bancarios, especialmente con Luxemburgo, Mónaco y Suiza.

 

En colaboración con:

No Comments

Post A Comment